Los secretos detrás del uso de la tipografía display exitosamente

La tipografía es un elemento clave en cualquier diseño gráfico. Con la elección adecuada de una tipografía puedes lograr transmitir una emoción, personalidad y estilo propios de tu marca o proyecto. Sin embargo, cuando se trata de tipografía display, el reto suele ser mayor, por eso en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el uso exitoso de la tipografía display.

¿Qué es la tipografía display?

La tipografía display no es más que aquella que se utiliza para titulares y grandes textos, suelen ser más llamativas, creativas e impactantes que las tipografías de cuerpo de texto. La finalidad principal de la tipografía display es captar la atención del lector en un primer vistazo y guiarlo hacia los contenidos más importantes.

¿Cuál es la importancia de la tipografía display?

La importancia de la tipografía display radica en que es el primer contacto que el usuario tiene con el proyecto visual, es la primera impresión que se lleva y puede hacer que decida seguir leyendo o no. La tipografía display es fundamental para crear la identidad visual de una marca y establecer una conexión emocional con el consumidor. Si se utiliza de manera adecuada, la tipografía display puede mejorar la legibilidad y la accesibilidad de los diseños.

¿Cómo elegir la mejor tipografía display?

  • Conoce tu audiencia: Es importante tener en cuenta el público al que se dirige tu proyecto, esto influirá en la elección de la tipografía. Por ejemplo, si el público es joven y vibrante, una tipografía más moderna y atrevida puede funcionar mejor que una más clásica.

  • Define el carácter: La tipografía debe transmitir el mensaje que deseas comunicar. Si tu proyecto es serio y formal, una tipografía display divertida puede no ser la mejor elección.

  • Escoge un tipo de letra sobresaliente: La tipografía display debe ser llamativa y única. Es importante que se diferencie de los demás textos y que destaque entre ellos.

¿Cómo utilizar la tipografía display en tu diseño?

La tipografía display no es la única tipografía que debes utilizar en tu diseño, es importante combinarla con otras tipografías que complementen su estilo y personalidad. Es importante que la tipografía display no sea la única protagonista del diseño, sino que sea parte de una composición armoniosa y equilibrada.

  • Escoge la cantidad adecuada: No es necesario utilizar la tipografía display en todo el diseño. Es importante utilizarla en los lugares adecuados, como el título o el slogan, y combinarla con otras tipografías de cuerpo de texto. En general, la regla es utilizar la tipografía display en una proporción del 10% al 20% del total.

  • Contraste: Es importante que la tipografía display se diferencie del resto de las tipografías utilizadas en el diseño. Un buen contraste puede hacer la diferencia en la legibilidad del mensaje.

  • Proporciones: Es importante tener en cuenta la proporción entre la tipografía display y el contenido del diseño. Si utilizas una tipografía muy grande, el resto de los elementos pueden resultar invisibles.

¿Qué errores evitar en el uso de la tipografía display?

  • Demasiadas tipografías display: Utilizar más de una tipografía display puede ser abrumador para el usuario y dificultar la lectura del contenido. Es mejor utilizar una única tipografía display destacada y combinarla con otras tipografías de cuerpo de texto.

  • Tipografía display poco legible: La tipografía display debe ser impactante, pero también legible. Es importante que la elección de la tipografía no comprometa la legibilidad del mensaje.

  • Uso incorrecto del espacio: Es importante tener en cuenta el espacio alrededor de la tipografía display. Dejar suficiente espacio permitirá que la tipografía se destaque y tenga una buena legibilidad.

Conclusiones

En conclusión, la elección y el uso adecuado de la tipografía display es fundamental para el éxito de cualquier proyecto que requiera un diseño gráfico. La tipografía display debe ser llamativa, impactante y legible, y debe combinarse con otras tipografías que complementen su estilo y personalidad. Es importante evitar los errores comunes y prestar atención a la proporción, el contraste y el espacio en el diseño.