Cómo mostrar múltiples tipografías de display en un mismo diseño sin generar caos visual

Cómo mostrar múltiples tipografías de display en un mismo diseño sin generar caos visual

La tipografía es uno de los elementos más importantes en cualquier diseño gráfico. Es la manera en que se presenta la información y es capaz de comunicar una sensación o un mensaje antes de que el lector comience a leer las palabras. Existen diferentes estilos de tipografías y para cada uno de ellos hay un momento y un lugar adecuado para su uso. Pero ¿Qué sucede cuando deseamos utilizar múltiples tipografías de display en un mismo diseño?

La respuesta es sencilla: puede ocurrir un caos visual. Al combinar dos o más estilos diferentes de tipografías, podemos terminar creando un diseño difícil de leer y poco atractivo. Sin embargo, si se realiza correctamente, el uso de múltiples tipografías puede conseguir un diseño visualmente impactante y sofisticado.

En este artículo presentamos algunas consideraciones que deben tener en cuenta los diseñadores para mostrar múltiples tipografías de display en un mismo diseño sin generar caos visual.

1. Conoce las tipografías

Para combinar dos o más tipografías es importante conocer las características de cada una. Existen diversas categorías de tipografías y cada una de ellas tienen su propio estilo y personalidad. Algunas son más adecuadas para los títulos, otras para los cuerpos de texto y algunas para los textos muy cortos.

Algunas categorías de tipografías son:

- Serif: en ella las letras tienen remates en las esquinas.
- Sans-serif: esta no cuenta con remates en las esquinas.
- Script: su estilo está basado en la caligrafía.
- Display: esta categoría contiene las tipografías más llamativas y extravagantes.

2. Escoge un estilo de liderazgo

El liderazgo en el diseño determina qué tipografía es la principal en el diseño y que otras son utilizadas para complementarla. Si el diseño se dirige por la tipografía principal entonces, esta tipografía será la más grande y atractiva de todas. Las demás tipografías utilizadas se complementarán con ella. Por otro lado, si el liderazgo se determina por las tipografías complementarias, entonces la principal se adaptará a las demás.

3. Crea contraste

La clave para la combinación de tipografías es encontrar el equilibrio. Los contrastes deben ser tenidos en cuenta para determinar cómo se posicionan las tipografías una al lado de la otra y para asegurarse de que aquellos estilos que no sean iguales, no compitan entre ellos. Algunas sugerencias para conseguir un buen contraste pueden ser:

- Buen balance entre tamaños y pesos
- Utilizar estilos diferentes de la misma familia tipográfica
- Utilizar tonos similares de diferentes tipografías
- Insertar un espacio negativo entre las diferentes tipografías para que haya una pausa visual.

4. Evita el exceso de tipografías

Es importante que el uso de múltiples tipografías no se vuelva excesivo. Por lo general, lo mejor es no utilizar más de tres en un mismo diseño. El uso de muchas tipografías puede resultar confuso y difícil de entender.

5. Combina de manera adecuada

Una vez que hemos seleccionado las tipografías que se utilizarán, es importante combinarlas de manera adecuada. La combinación de tipografías no es una tarea fácil, y a menudo requiere mucho tiempo para experimentar con diferentes combinaciones.

Algunas sugerencias pueden ser:

- Utilizar dos o tres estilos diferentes de la misma familia tipográfica
- Combinar tipografías que compartan características similares (tales como, anchuras, alturas o pesos)
- Si combinamos un tipo con serif y uno sin serif, modificaremos los tamaños y jerarquías de cada una de ellas para que la combinación sea visualmente impactante y atractiva
- Escoger tipografías complementarias que creen un contraste armonioso

Conclusiones

Los diseñadores gráficos, cada vez deben ser más versátiles en el ámbito de la tipografía. El diseño con múltiples tipografías es una técnica habitual en la industria, que se utilizan para crear diseños de mayor interés visual y de calidad. Pero hay que tener en cuenta que el abuso de esta técnica puede generar un caos visual en el diseño final.

En resumen, para lograr el equilibrio y la armonía en la combinación de tipografías se han de considerar factores determinantes cómo el contraste, el liderazgo y la selección adecuada de cada una de ellas. El uso de múltiples tipografías en el diseño es una oportunidad arriesgada y desafiante, pero cuando se combina de manera adecuada el resultado puede ser sorprendente.